En la última entrega de Reto Ironman te hablamos de la importancia de un buen entrenamiento mental para un rendimiento físico óptimo. Nuestro campeón, Juandy Gil, nos contaba cómo se está preparando mentalmente para el Ironman de Barcelona 2019. Por eso, hoy vamos a profundizar mucho más en este entrenamiento mental, para enseñarte a visualizar la prueba, y anticiparte a todo lo que pueda ocurrir en su desarrollo.  Pero, antes, haremos el resumen de junio y te contaremos los avances de Juandy en Reto Ironman.

RESUMEN SENSACIONES A 4 MESES DEL RETO.

Juandy Reto Ironman

Entramos en la fase final de nuestro Reto!

 

Esta última etapa ha estado repleta de desafíos para nuestro triatleta Juandy. El primero, el que vivió el pasado 28 de junio en el Santander Triatlón Madrid en el que la ola de calor hizo de las suyas, alcanzando temperaturas de hasta los 45 grados. Una competición donde, sin duda, tuvo vital importancia la hidratación antes, durante y después de la prueba, mucho más, con unas temperaturas extremas que se vivieron en Casa de Campo durante la carrera. Para Juandy la hidratación es fundamental, aunque no se tenga sed, ya que es esencial para recuperar las sales que se pierden durante el ejercicio.  El mejor aliado para hidratarse y tener una buena recuperación tras la práctica deportiva es una buena bebida isotónica a base de hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas; sin duda, nuestra recomendación para una correcta recuperación del cuerpo y un óptimo rendimiento físico durante el ejercicio. Otro factor importante para nuestro triatleta es, sin duda, conocerse a sí mismo porque “a veces es necesario pasarlo mal para saber cómo reacciona tu cuerpo y saber cuándo tienes que beber”.

 

El último de sus desafíos fue el Triatlón de Riaza, que comenzó nadando en aguas del embalse de Riofrío y terminó con una carrera a pie por las calles de Riaza. El final de la carrera fue un momento agridulce para nuestro futuro Ironman ya que el resultado se vio mermado por un golpe sufrido en las costillas durante uno de sus últimos entrenamientos. “Aunque el resultado no ha sido el esperado, ha ido bien. Las costillas me impedían una buena respiración, sobre todo en la prueba de running, pero he podido comprobar que el nivel físico no se ha visto afectado, mi cuerpo sigue estando en forma, aunque esté resentido por el golpe”. Así cerró la competición nuestro triatleta, con mucha motivación y ganas de seguir dándolo todo, cuando regrese de un merecido descanso con su familia.

 

Esta última etapa que está a punto de comenzar es el principio de un camino corto pero exigente. En palabras de Juandy, el objetivo de estos últimos 4 meses es buscar entrenamientos que igualen en exigencia, distancia, ritmos, inclinación… al trazado y desarrollo de la gran prueba. De esta forma podrá experimentar sensaciones, dificultades, oportunidades, mucho antes de la competición o, en otras palabras, seguir entrenando su mente para la visualización de la prueba. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

 

¿EN QUÉ CONSISTEN LOS ENTRENAMIENTOS PARA VISUALIZAR UNA PRUEBA?

Son entrenamientos específicos que se aproximen lo máximo posible a las experiencias que se vivirán en la competición, en el caso de Juandy, el Ironman Full de Barcelona. Por ejemplo, nadar en aguas abiertas, hacer intersecciones, aprender a subir y bajar la bici a gran velocidad….

“El domingo que viene tenemos programada una serie de bici que se aproxime a lo que vamos a hacer en Ironman. Buscamos un circuito parecido 900 de desnivel para ver sensaciones, probar la alimentación y aguantar encima de la bici entre 5 y 6 horas”.

Estos entrenamientos no están pensados para corregir técnica, ya no debe haber ese tipo de errores, sino para visualizar la prueba y entrenar mentalmente para superar cualquier adversidad. Visualizar la prueba puede ayudarte a corregir posibles errores que, si ocurren el día de la prueba, ya sabes cómo solucionar, por ejemplo, saber si debes hidratarte mejor, si has tomado los suplementos adecuados, evitar el pelotón de nadadores en la salida de natación o agilizar procesos como salir del agua, quitarte el neopreno, coger la bici y correr siguiendo el ritmo planificado. Gracias a estos entrenamientos podemos anticiparnos a lo que pueda pasar durante la prueba y sepamos cómo manejarlo.

 

 

En palabras de Juandy, la visualización de la prueba no es solo un entrenamiento aislado, sino que te acompaña desde que te levantas hasta que te acuestas. Pero, sin embargo, durante la prueba, las visualizaciones han de hacerse por segmentos. La parte más crítica para Juandy es la transición de bici a carrera para no pasarse de la línea de montaje, no caerse de la bici, coger un buen ritmo desde el principio… pero, una vez que se baja de la bici, solo queda correr, y visualizar el último segmento, porque es lo único que le separa de la meta.

“Algo muy importante que he aprendido con la visualización es a no ir solo, sino a coger el ritmo de otros corredores. A veces en la primera parte creemos que vamos bien, apretamos el ritmo y, más tarde, el cansancio pone a cada uno en su lugar y pagamos el error mientras estamos corriendo”.

 

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA VISUALIZACIÓN DE UN IRONMAN?

En deportes de resistencia, como el triatlón, el entrenamiento mental es imprescindible para tener una mente fuerte y controlada que permita alcanzar el rendimiento óptimo, aprovechando los recursos de forma eficiente, y que ayude a superar los objetivos definidos. Pero ¿para qué nos ayuda y nos beneficia entrenarnos para la visualización de la prueba?

 

  • Para mejorar nuestra concentración: en ocasiones, nos enfrentamos a situaciones en las que perdemos la concentración. La solución para afrontar este tipo de situaciones es imaginar precisamente lo contrario, visualizar que no pierdes la calma y que centras la atención en recuperar esa concentración.

 

  • Para generar confianza en nosotros como deportistas: debemos recordar también nuestras buenas actuaciones. Visualizar un buen entrenamiento, una buena prueba, o un buen resultado que hayas conseguido en el pasado te ayudará a sentirte capaz de actuar bien y superarte en el futuro, incluso en circunstancias adversas.

 

  • Para ayudarnos a controlar nuestras respuestas emocionales: al igual que hemos hecho con las buenas prácticas, también debemos recordar aquellas situaciones o experiencias deportivas negativas que hayamos tenido en el pasado (errores mecánicos, lesiones, caídas, estrés, un bloqueo mental…), pero visualizándolas de una forma positiva, de este modo hará que gestionemos mejor nuestras emociones futuras, sepamos qué hacer y cómo mejorarlas, y evitará que nos hundamos ante un mal resultado.
  • Para crear estrategias deportivas con mejor rendimiento: como ya hemos anticipado, visualizar una práctica o prueba concreta, nos ayuda a diseñar las estrategias deportivas y de nutrición necesarias para conseguir el rendimiento óptimo y así poder cumplir nuestros objetivos en la competición.

 

Y tú, ¿cómo te entrenas para visualizar la prueba del Ironman? Cuéntanoslo en nuestros perfiles de Enervit España de Facebook o Instagram. ¡Hasta la próxima!