“Es el momento, lo sé” esas fueron las primeras palabras de Juandy Gil junto a una sonrisa, cuando le hicimos LA PREGUNTA: ¿cómo supiste que estabas preparado para un Ironman?

Y es que cualquier triatleta lo puede decir: antes de dar el paso, eres un mar de dudas, te sientes inseguro y no tienes nada claro, pero ese sentimiento desaparece cuando te lanzas a la piscina.

Como te contamos en la primera entrega de #RetoIRONMAN nuestro triatleta, Juandy, lleva 10 años entrenando triatlón. Su primera competición fue un sprint y, desde entonces, ha ido progresando, poco a poco, en distancia olímpica y media distancia. Pero, no solo eso le ha hecho lanzarse a este gran reto, sino su amplia experiencia en grandes competiciones. Su especialidad durante años ha sido la natación, un deporte exigente con largas horas de duro entrenamiento. Eso, sin duda, le ha ayudado a conseguir su madurez deportiva y le ha enseñado a conocer su cuerpo, así nos lo contaba el pasado lunes:

 

“Competir durante tantos años me ha dado un plus de seguridad y confianza que no tendría si llevara en esto del deporte menos tiempo. Conozco mi cuerpo, conozco mis límites, escucho las señales, creo de verdad que tengo la madurez necesaria para afrontar un Ironman, me entusiasma la idea, intento que mi día a día sea como cuando era nadador profesional, tienes que ser deportista las 24 horas, ser consciente de lo que haces y estar preparado para cualquier cosa”

 

La natación profesional fue la base de su formación deportiva

Juandy empezó natación en el colegio, como miles de niños; pero, debido a su discapacidad visual, este deporte no se convirtió en un verdadero placer hasta que se unió a un grupo de natación para discapacitados. Fue en ese momento, cuando empezó a amar la natación y a despuntar en las competiciones.

Se retiró del circuito profesional en 2008 con 5 Juegos Paralímpicos (medalla de plata en Barcelona 1992), 6 Ctos. del Mundo y 8 Ctos. de Europa a sus espaldas.

Nueva etapa, pasión por un nuevo deporte: el triatlón

Después de tantos años haciendo deporte, no pudo pasar más dos días sin hacer algún tipo de ejercicio, así fue cómo (por pura casualidad) se enganchó al triatlón y conoció a la persona que más le ha inspirado y formado en este nuevo deporte, su entrenador Sebastián Díez de 3D Triatlón.

 

 “Lo que me atrajo de él, es su forma de vivir el deporte, con pasión, desde su experiencia personal, creo que en seguida conectamos, hemos vivido muchas cosas juntos y siempre me ha apoyado, él tiene mucha parte de culpa de que esté preparando un Ironman. Cuando Sebas me dio la oportunidad de formar parte del club 3D Triatlón, pude adaptar mi vida para hacer lo que me gusta. Ahora tengo mucho más tiempo para entrenar y disfrutar de la familia, de la que también cuento con un apoyo total”.

 

Las exigencias del triatlón para un campeón de natación

Ser profesional en una disciplina específica, como la natación, tiene muchas ventajas, pero, a la vez, algunos inconvenientes a la hora de “brillar” en un deporte donde se combinan tres disciplinas.

En palabras de Juandy, la natación es el segmento que menos le preocupa, puede salir en una buena posición y no desgastarse demasiado, sin embargo, nos habló de las dificultades que ha tenido a lo largo de su preparación, sobre todo en running:

 

El haber sido nadador, me trajo problemas sobre todo en la carrera, venía con unos tobillos muy laxos de nadar, y es lo primero que me lesioné al empezar a correr, tuve que fortalecerlos mucho”.

 

Expectativas de un nuevo reto de marzo a octubre: #RetoIRONMAN

La primera parada de este reto es el IRONMAN 70.3 BARCELONA. que se celebra en Calella el 19 de mayo. Para Juandy, la distancia 70.3 se presenta con las expectativas de sus últimos half, pero, con el circuito de ciclismo más duro al que se ha enfrentado hasta la fecha.

 

“Mi idea es salir cómodo del agua, no vaciarme del todo en la bici intentando mantener buena potencia y luego darlo todo en la carrera a pie”.

 

Afrontar un IRONMAN 70.3 forma parte del entrenamiento hacia el Full IRONMAN que nos espera en el 6 de octubre en el mismo circuito de Calella, Barcelona. Ese es el GRAN RETO al que se enfrentará en estos últimos 7 meses de preparación.

En palabras de Juandy en estos meses de trabajo duro, dedicación y entrega, no entra el fracaso, sino volverlo a intentar en 2020. Y, no sé tú, pero nosotros no queríamos despedirnos sin atrevernos a preguntarle por el resultado que espera en el full: ¡acabar en menos de 11h 30’! Sin duda, va a ser un reto muy emocionante, pero, lo más importante: el camino, en el que seguiremos acompañando a Juandy como partner de su nutrición deportiva.

Si quieres conocer los aspectos más técnicos de la preparación de Juandy con Sebastián Díez, puedes seguirlo en el bloc de Club 3D Triatlón.

Y recuerda que, sea cual sea tu reto (IRONMAN FULL, IRONMAN 70.3 o un  5150), te animamos a que te descargues esta Guía de Nutrición para Ironman que te ayudará a entrenar y dar lo mejor de ti, y a conocer la gama de suplementos deportivos Enervit Sport pensada para satisfacer las necesidades de todos los deportistas.

¡Nos vemos en el camino!