¡Hola runner! En el post anterior hablábamos de la importancia del calentamiento para activar los músculos y las articulaciones antes de correr. Hoy, quiero pasar del ‘pre’ al ‘post-entrenamiento’, para enseñarte por qué debemos estirar después del ejercicio y cómo hacerlo correctamente para reparar nuestros músculos después de correr. ¡Dentro vídeo!

EJERCICIOS PARA ESTIRAR DESPUÉS DE CORRER

POR QUÉ ES IMPORTANTE ESTIRAR DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO

Cuando entrenamos intensamente, los músculos se contraen y tienden a acortarse. Por eso, tras la carrera, los músculos deben recuperarse, descansar y asimilar el ejercicio para volver a la normalidad. Para simplificarlo, cuanto más largo es un músculo, más fuerte.

Recuperarnos correctamente del ejercicio, nos ayuda acabar con las tensiones, evitar lesiones y reparar nuestros músculos para mantenerlos largos y fuertes. Para hacerlo, debemos relajar la musculatura y estirarla con los ejercicios adecuados. De este modo, recuperaremos la elasticidad y el rango de movimiento para nuestras articulaciones.

QUÉ MÚSCULOS DEBEN ESTIRARSE DESPUÉS DE CORRER

En nuestra rutina de estiramientos, hacemos especial insistencia en los músculos del tren inferior: gemelos, sóleos, isquiotibiales, cuádriceps, aductores, psoas, glúteo…

Sin embargo, lo verdaderamente recomendable es estirar todo el cuerpo y adaptar la intensidad de tus estiramientos a las actividades que hayas practicado en tus entrenamientos. Por eso, tanto a ti como a Christian, os recomiendo que, en vuestras sesiones de estiramiento, incluyáis también estiramientos del tren superior como: lumbares, abdominales, trapecios, brazos, hombros y cuello, ya que ellos también trabajan durante la carrera.

5 CONSEJOS PARA ESTIRAR CORRECTAMENTE

  • Realiza los estiramientos inmediatamente después del ejercicio, nunca antes, deben estirarse siempre los músculos mientras estén calientes.
  • Practica los ejercicios suavemente y de forma progresiva, evita los rebotes mientras realizas el estiramiento y nunca fuerces.
  • Estira todos los músculos que han intervenido en la sesión. Ordena todos los ejercicios de forma ascendente o descendente y estira a conciencia cada uno de ellos.
  • Dedica 30 o 40 segundos para estirar cada músculo. Un mínimo de 33 segundos es el tiempo suficiente para que el músculo se estire por completo. Elévalo hasta los 40 segundos, siempre y cuando no notes molestia o dolor en ningún momento.
  • Incluye siempre los estiramientos en tu rutina diaria de entrenamiento. Son muy importantes para mantener nuestros músculos jóvenes, flexibles y sin riesgos de lesión.

Ya sabes, no te olvides de estirar después de cada sesión de entrenamiento. Nosotros, te esperamos en la siguiente entrega de RETO VALENCIA. ¡Hasta la próxima!